domingo, 30 de mayo de 2010

EL VALOR QUE TIENE UNA MUJER


Estos días se está hablando mucho sobre la prohibición en algunos países del Burka.
Pero yo me pregunto
….¿Somos conscientes todos los seres humanos de distintas religiones, ideologías y culturas, del valor que tiene una mujer?...

No me voy a centrar en países donde la mujer por desgracia “no existe”, en donde los derechos son vulnerados, cuestionados y juzgados, en donde las mujeres ni siquiera tienen porque no las dejan , valores ni vida propia, me voy a centrar en nosotros los occidentales, los llamados Europeos modernos etc…
Si observamos un poco , podemos darnos cuenta de nuestro propio comportamiento, como los hombres tratan a las mujeres, como las mujeres se tratan así mismas, de qué manera surgió la famosa “liberación de la mujer”, nuestra sociedad se va amoldando a los tiempos, sin darnos cuenta que el tiempo nos hace caer en una degeneración en varios sentidos.
Centrándonos en el tema que estos días ha revolucionado un poco el país; Muchas de estas mujeres encontrándose ante una sociedad libre, en donde la mujer tiene derechos, es respetada, escuchada, atendida, y es una más ante su pareja, aun así se ve obligada por religión, imposición, o simplemente por costumbre de su familia, a utilizar el niqab o el burka, sin poderse oponer a ello ante el miedo a la represalia que pueda sufrir.
Yo entiendo que estamos en un país laico, donde tenemos que respetarnos los unos a los otros, las ideologías, culturas y religiones. Pero también entiendo que personas que han venido de otros países a ganarse un futuro mejor deben intentar amoldarse a la sociedad que han escogido como hogar, no imponer un modo de vida o una religión, que no es el del país de acogida.
En muchos casos es una decisión personal de la mujer el cubrirse el rostro o el cuerpo, y es muy respetable, como lo es también que se regule por ley, tanto en centros educativos como en edificios públicos y si el gobierno central no está por la labor es obligación ética de los Ayuntamientos o comunidades autónomas el poder hacerlo, ya que nuestra sociedad ha cambiado convirtiéndose en multicultural y multirracial.
Ante la prohibición del Burka y el niqab en edificios públicos e incluso en plena calle, tengo que decir que soy partidaria de ello, no por discriminación si no porque estamos ante una sociedad que el terrorismo y la violencia de sangre amenaza nuestras vidas, y debemos ver el rostro de quien está debajo de una burka o niqab.
Muchas mujeres que lo utilizan se sienten observadas con recelo, desconfianza e incluso han recibido insultos de una sociedad que no es la suya, una sociedad que no acepta no su religión si no su rostro oculto.
Nosotras las mujeres de hoy día, hemos luchado muchísimo por nuestros derechos, por el respeto de los hombres, por ser un igual, y pedimos que se intenten adaptar, que se aprovechen de la libertad que tantos años y tantas perdidas de mujeres ha costado.
Para mí el hiyab no es algo que me preocupe, pero si me produce mucha preocupación la utilización del
Burka o el niqab en nuestra sociedad.
Tampoco veo normal que asociaciones islámicas intenten imponer su ideología en centros concertados donde por ley interna escolar está regulado el uso de ciertas prendas. Como tampoco el utilizar estas noticias para fines propios lucrativos. Creo que todo se basa en el respeto mutuo, y en saber adaptarse al país que han elegido para vivir.
Si yo decidiera irme a vivir a marruecos, la india etc.. Intentaría adaptarme a la situación de cada comunidad, por respeto hacia el país de acogida y sus gentes.

4 comentarios:

Claudia dijo...

es un tema delicado justamente por el tema de las tradiciones e ideologías que coforman ciertos grupos raciales y sociales. Lo ideal sería un respeto por la condición humana más allá de la raza y el género, pero eso pondría en conflicto a personas con sus propias idiosincracias y realidades culturales... es todo un tema...
un abrazo

Jordi dijo...

Si tu te fueras?? si tu vas ahora mismo te imponen una forma de vestir, te discriminan si no cumples y te intimidan para que cumplas... y si no, ve, y verás...

Nadie obligó a nadie a venir a este país, por lo que todos somos libres de marchar de españa si no nos gusta cómo se hancen las cosas aquí, recuerdo que muchos inmigrantes no lo son por trabajo, tan sólo, sino porque en su país no tienen derechos, pues solicito no abusar de los que se les regalan aquí. un saludo.

rosi dijo...

Es un tema complejo, para mi ver no deberían llevar nada que oculte su rostro, ni total ni parcial, es una alta de respeto hacía nosotras y como bien dices luchadoras que hemos y somos por nuestros derechos.

El pañuelo me es indiferente, lo equiparo a llevar barretina, boina, gorra o pamela.

Muchos pensamos que se amparan en su estatus de inmigrante para sacar mejor tajada del pastel de otro, es decir que se aprovechan de nuestros derechos pero rehusan nuestras obligaciones.

Ojala que los inmigrantes islamicos dejen algun dia de ser tan aparentemente correctos y despotadamente hipocritas y comiencen a ser realistas, solidarios y respetuosos con el resto del mundo.

alicia alvarez dijo...

Hay que ser permisivos y solidarios en la medida del respeto hacia el prójimo, pero también es cierto que necesitamos una regulación urgente sobre este tema, nuestra sociedad a cambiado mucho y necesitamos una reforma en las legislaciones.