lunes, 9 de febrero de 2009

LA MUERTE EN NOMBRE DE “SUICIDIO”



Y “ella", insistente, obstinada, incansable…..Nos da esos golpes, que nos llenan de tristeza y desazón.

 Cuesta aceptar que llegó a su puerta, y tal vez sin pedir permiso, sin tiempo a meditar, se sentó junto a él convirtiéndose en su invitada de honor.

 ¿Qué le habrá dicho la muerte, a ese hombre?....! Qué argumentos habrá utilizado para convencerle!, para que él aceptará su invitación en forma de suicidio.

 Marcho tras ella, vaya a saber como lo hizo, apenado, triste, desorientado, contento……

¿Qué le ha prometido la muerte?... ¿O simplemente le convenció,  de que en su grata compañía todo ira mejor?.......

 No se…..Él se fue con ella.

 Nosotros, los que le conocimos, los que le quisieron tanto, los que le amaron, los que trabajaron con él, todos nosotros, no encontramos respuestas al  “¿porqué?....O al ¿Qué pasó?”, y solo nos queda la pena de que ya no esta entre nosotros que se fue con ella, sin dar opción a la vida a ser escuchada.

 En memoria de una gran persona, amigo  y un buen profesional dentro del cuerpo de la policía local primero y en los  Mossos   d´escuadra.  Francesc Xavier  Marco Mir, con 35 años.

 

Descanse en paz…………

 

11 comentarios:

Jordi dijo...

No logro comprender qué motivos pueden llevar a una persona de 35 años al suicidio, la vida es bella. Cuando una puerta se cierra, otra, en algún lugar se abre, siempre, la vida, ofrece una segunda oportunidad, y tercera...

Lamento el suceso.

alicia alvarez dijo...

Muchas veces hemos sentido que la vida no vale la pena vivirla. Lo que realmente te hace sufrir, no es la vida en sí… son tus expectativas respecto a cómo debería ser el mundo o cómo debería actuar tal persona. No importa cuales sean estos. Siempre existe una solución.

Así que ¡ha disfrutar la vida se ha dicho!

Él no ha sabido hacerlo, y ya es tarde para recordarselo.

Enigma Duende del Sur dijo...

Triste historia que termina con una vida, solo puedo reflexionar con mi alma celta del sur, por que es un enigma que nunca resolveré.
Soy de los que piensan que la vida es muy bella, por muchos problemas y dificultades que te plantee, vive cada suspiro con pasión día a día, peleando contra las adversidades por muy duras que sean.

para escribir un bello poema de amor, antes hay que haberse enamorado
para escribir un triste poema de suicidio, antes hay que haberlo deseado

Por favor, que no vuelva a despertar,
que me hunda en el sueño eterno,
y pueda al fin descansar, de mi vida.

Descansa en paz…

Anónimo dijo...

Me parece intolerable, que la Generalitat no haga controles más profundos a personas POLICÍAS que llevan un ARMA DE FUEGO,luego pasa lo que pasa.

Yo creo que fue un cobarde al optar por la salida más fácil.¿Y si hubiera disparado contra la gente?, Más controles y menos tonterías que son POLICÍAS Y MUCHOS ESTÁN PEOR QUE UN LOCO.


adrianna

Aitor BCN dijo...

A la atención de la anónima "adrianna":

La Generalitat no tiene por qué hacer más controles de los que se hacen.

Una persona, cuando decide ser policía, pasa por un sin fin de exámenes, pruebas, psicotécnicos, y más exámenes y pruebas.

Una persona que es capaz de llegar a ser policía, no está loca.

Los casos de corrupción y otras prácticas no muy éticas son distintas, ya es cuestión de actitud.

Pero te aseguro que el que llega a ser Mosso d'Esquadra, no está precisamente loco.

Otra cosa es que la persona en cuestión, una vez ya es policía, enferme o sufra algún tipo de leve trastorno depresivo, consecuencia de cualquier vivencia traumática como la que le puede tocar vivir a cualquiera, policía o no.

Si a esto, le sumas la alta probabilidad que tiene un policía, de sufir cualquier tipo de experiencia traumática, teniendo en cuenta cuál es su realidad laboral y personal dada su profesión, y qué riesgos se asumen a diario, casi sin darse cuenta...

..te aseguro que los policías son más fuertes de lo que muchos creen, y que hay menos casos como este de los que debería...

No será por falta de motivos...

Aitor BCN dijo...

De cualquier manera, que nadie me mal interprete!

No apoyo bajo ningún concepto la actitud de este policía, ni mucho menos sugerir que el suicidio sea el remedio o la mejor opción ante las adversidades de la vida.

Lo que quiero decir es que muchas veces, la opción del suicidio, es la que parece más válida, a los ojos de una persona depresiva, que por múltiples motivos, se estanca en sí misma, y no es capaz de seguir adelante de ninguna manera.

Es psicología, pura y dura.

Cuando una persona se bloquea ante un problema, y su mente, su cabeza, no es capaz de asimilar toda la información y pensamientos que procesa, se crea un círculo vicioso en que todo lo que se piensa, sigue alimentando esa negatividad, y esa depresión en la que la persona se encuentra hundida, a la vez que no es capaz de hayar una solución a sus problemas.

Ante esta situación, lo único que se plantea es PARARLO TODO. Dejar de pensar, dejar de sufir, y en consecuencia, dejar de vivir.

Insisto: es psicolgía, pura y dura.

Y la mente humana puede llega a ser muy retorcida, y a la vez muy simple u obvia.


Un abrazo y muchos ánimos a todos los allegados de Francesc Xavier, de parte de un compañero de profesión.

Anónimo dijo...

Aitor BCN . EL POLICÍA ELIGE SU PROFESIÓN, y como cualquier otro ciudadano esta en las mismas condiciones de sufrir cualquier trastorno depresivo etc.. Yo y muchas otras personas somos partidarias de que cualquiera que lleve armas sea controlado con exahustividad, controles mensuales, porque a parte de que son policías y es su trabajo ELEGIDO POR PROPIA VOLUNTAD POR ELLOS MISMOS, deben por ello tener más cuidado.
Yo conozco muchos Mossos no por vocación si no por un trabajo seguro, que les importa un pito la profesión de policía.
UNA COSA MÁS ESTE AÑO YA VAN TRES SUICIDIOS DE MOSSOS, ¿ALGO PASA NO CREES?....

adriana

Aitor BCN dijo...

Es evidente que algo no va bien, los suicidios no son nunca buena señal, independientemente de cuál sea la esfera social en la que se producen.

Estoy de acuerdo con que cualquier persona con la potestad de llevar armas, debe ser el primero en tomar conciencia de cuál es su función en la sociedad, y comprender que debe ser sometido a ciertos controles y seguimientos que no son exigibles al resto de ciudadanos.

El problema está en todas esas normas, controles y seguimientos, que son de igual aplicación para policías como para el resto de los ciudadanos, pero que en la práctica, a menudo se discrimina negativamente a los agentes, y se provoca una situación de desamparo, que unicamente beneficia a los "amables ciudadanos".

No puede ser que cuando existe un conflicto entre ciudadanos y agentes de la autoridad, la presunción de inocencia sea para el ciudadano, y el policía sea quién no pueda ni dormir y deba estar pendiente de si se le considera culpable o no de aquello que se le acusa.

Lo peor es que cuando finalmente se le condena por algun hecho, la pena contra los agentes tiende a ser totalmente desproporcionada.

Ahora, díme: ¿Cuál sería la confianza y credibilidad que depositarías en la institución que te paga por tu trabajo, si esa Administración es la primera que no confía en ti, y te crucifica a la mínima que tiene ocasión sólo "por si acaso", y hasta que no se demuestre lo contrario.

¿Cuál es la fe que hay que tener en el sistema que defiendes, cuando el sistema es el primero que no te defiende a ti ante los demás, cuando se te plantea un problema delante?

Plantéate que quizás, en lugar de realizar más seguimientos y controles a quienes llevan armas, sería más necesario dar un poco de soporte psicológico al policía, y preocuparse por cuál es la realidad con la que se encuentran cada día los agentes cuando salen a la calle a patrullar. Preocuparse de cuáles son sus preocupaciones, y ofrecer ayuda y soluciones, a la vez que se dignifica un poco más la profesión, que nunca está de más.

Los policías son policías, pero antes son personas.

Anónimo dijo...

Hola soy roberto, estoy a medias de acuerdo con vosotros, la profesión de agente de la ley es voluntaria y nadie obliga a nadie a ser policía, en los temas de controles es obligatorio hacerlos por todos los agentes,y si el sistema no ampara al policía no sera el conseller SAURA que corría delante de los grises y ahora "es jefe de los mossos".
Cuando denuncian no tienes amparo, teniendo mas credibilidad el agente que el ciudadano, y discrepo si también tiene que defender su inocencia ante un delito como golpear a alguien en alguna comisaria, ante todo humanidad y respeto y es en las escuelas de policia donde les tienen que dar ejemplo.

Saludso roberto

alicia alvarez dijo...

Hola a todos y gracias por contestar a mi escrito, pero tengo que deciros, algo. Yo he querido hacer un homenaje a la muerte de un amigo y un buen agente de policía , yo desconozco sus problemas íntimos y no creo que sean de la incumbencia de nadie.
Pero si deciros que ante todo son personas que desempeñan una función como la puedo desempeñar yo en mi trabajo, y cada uno sabemos como tenemos que actuar, otro día haré un escrito en referencia a los problemas profesionales de la policía, pero este escrito y repito me da igual como muriera lo cierto es que ha muerto y era un a bellísima persona y un excelente agente.

Descanse en paz.

Anónimo dijo...

Te echaremos de menos Xavi, eres el mejor.

No te olvidaremos...

Juanma